Apertura de diafragma. Modo manual (I)

La apertura de diafragma es uno de los tres vértices del famoso ‘triángulo de la luz’. En este artículo quiero repasar este parámetro primordial de la fotografía, pero no desde los modos automático (por supuesto) ni de prioridad al diafragma, sino desde mis prácticas en modo manual.

Me explico. Después de unos 6 meses que empecé en esto de la fotografía, y tras comprobar que no se me da del todo mal, consideré que debía empezar ya con el modo manual. Para ello, aproveché los días viernes, domingo y lunes de la Semana Santa, para salir y empezar a familiarizarme con el modo manual de la cámara.

Practicando el ‘Modo Manual’

Cuando el Viernes Santo salí a hacer mi recorrido fotográfico, pensé que lo mejor era ir a algún sitio ya conocido, en el que pudiera buscar aquellas imágenes que ya antes había tomado. Así pues, me dirigí al Parc dels Torrents y a la calle Montserrat, que ya conoceréis por mis artículos de Esplugues fotográfica.

Debo añadir que la aparición de la primavera hizo el resto.

apertura de diafragma
1/200 f/5.6 185mm iso 200
apertura de diafragma
1/160 f/5.0 140mm iso 200

Además, al ser una zona no desconocida, me permitió buscar más lugares y nuevas perspectivas.

La apertura de diafragma

La apertura de diafragma es importante en el triángulo de la luz porque, a mayor apertura, mayor cantidad de luz llega al sensor de la cámara. Ello nos permitirá realizar tomas con un menor tiempo de exposición, es decir, a mayor velocidad, lo cual generalmente nos resulta conveniente.

Ahora bien, cada vértice del triángulo de la luz lleva otro parámetro asociado, que puede resultar conveniente o inconveniente, según las circunstancias. Así, en el caso de la apertura de diafragma, este parámetro asociado es la profundidad de campo.

La profundidad de campo

Por profundidad de campo se conoce a la distancia, tanto por delante como por detrás del punto de enfoque, que está enfocado. Así, a mayor apertura de diafragma corresponde una menor profundidad de campo, y viceversa.

apertura de diafragma
1/125 f/5.0 145mm iso 100

Pero (siempre hay un pero), la profundidad de campo no sólo se basa en la apertura de diafragma. También hay que tener en cuenta la distancia focal y la distancia de enfoque.

apertura de diafragma
1/125 f/4.8 125mm iso 100

Así, cuanto más nos acerquemos al motivo que enfocamos (menor distancia de enfoque), menor profundidad de campo tendremos. Por otro lado, a mayor distancia focal, menor profundidad de campo.

apertura de diafragma
1/125 f/4.8 125mm iso 400

Por todo ello, sobretodo en las fotografías de detalle, nos interesará disminuir la profundidad de campo lo máximo posible. Para ello, abriremos al máximo el diafragma, nos acercaremos lo máximo posible al punto de interés y lo haremos con la máxima distancia focal que dispongamos.

apertura de diafragma
1/125 f/5.6 190mm iso 400

En mi caso, para conseguir este efecto, empleo el teleobjetivo Nikkor 55-200mm, con distancia focal máxima, en cuyo caso me obliga a una apertura de diafragma f/5.6 y, lo máximo que me puedo acercar es a 1,00 metro de distancia. Así me aseguro un bonito efecto ‘bokeh’.

apertura de diafragma
1/1600 f/5.6 200mm iso 100

El efecto ‘bokeh’

El efecto bokeh, derivado del japonés, que significa desenfoque, vendría a ser el efecto estético que produce el fondo desenfocado en una fotografía. Así pues, mientras que con la profundidad de campo intentamos priorizar el sujeto en una imagen, con un bokeh correcto le añadimos un fondo apropiado.

Para ilustrarlo mejor, leer este artículo.

apertura de diafragma
1/400 f/5.6 200mm iso 200
apertura de diafragma
1/400 f/5.6 200mm iso 200
apertura de diafragma
1/250 f/5.0 155mm iso 200
apertura de diafragma
1/250 f/5.6 200mm iso 400
apertura de diafragma
1/400 f/5.6 130mm iso 200

La fotografía de paisaje

En el lado contrario tenemos la fotografía de paisaje. Al realizarla, intentaremos que toda la imagen nos quede enfocada, para lo que tendremos que cerrar el diafragma. En mi caso (cuando me acuerdo, pues estoy aprendiendo), lo suelo hacer entre f/9.0 y f/11.0. Eso sí, esto nos cierra la entrada de luz, por lo que debemos trabajar entonces con los otros dos vértices: la velocidad de exposición y la sensibilidad.

apertura de diafragma
1/125 f/4.0 55mm iso 100
apertura de diafragma
1/125 f/4.0 55mm iso 400
apertura de diafragma
1/80 f/4.0 55mm iso 400
apertura de diafragma
1/160 f/4.0 55mm iso 100
apertura de diafragma
1/60 f/4.0 55mm iso 400
apertura de diafragma
1/125 f/4.0 55mm iso 400
apertura de diafragma
1/80 f/4.0 55mm iso 200
apertura de diafragma
1/160 f/8.0 55mm iso 100
apertura de diafragma
1/125 f/4.0 55mm iso 100
apertura de diafragma
1/125 f/4.0 55mm iso 200
apertura de diafragma
1/640 f/4.0 62mm iso 100
apertura de diafragma
1/100 f/5.6 55mm iso 100
apertura de diafragma
1/125 f/5.6 55mm iso 100
apertura de diafragma
1/200 f/4.0 55mm iso 100

Un apunte: la distancia hiperfocal

Ya que tratamos la fotografía de paisaje, creo conveniente dejar aquí un apunte sobre la distancia hiperfocal, que ya experimentaré en otro momento.

¿Qué es la distancia hiperfocal? Es aquella en la que, según la distancia de enfoque y la distancia focal que utilicemos, conseguimos que todos los planos de la escena queden enfocados.

El contrapunto: el exceso de desenfoque

Revisando mis propias fotografías, así como otras fotografías que veo en los diferentes grupos de redes sociales en los que estoy, observo que, en ocasiones, un exceso de reducción de profundidad de campo conlleva que no todo el objeto esté correctamente enfocado.

Para ello, fácilmente, se puede jugar, bien con la apertura de diafragma (y jugando con la velocidad de exposición), bien alejándonos levemente del objeto.

Veamos un ejemplo.

apertura de diafragma
1/250 f/5.6 200mm iso 100

 

El bonus. Fill the Frame

Os dejo dos imágenes realizadas con una técnica que me encanta: Fill the Frame, o lo que es lo mismo, rellena la imagen con el motivo. La primera me costó mucho realizarla con la misma cámara. La segunda es más una cuestión de revelado.

apertura de diafragma
1/200 f/5.6 200mm iso 200
apertura de diafragma
1/400 f/5.6 200mm iso 100

Conclusiones

Esa zona ya conocida por mi, como es la calle Montserrat y el Parc dels Torrents, conjuntamente con la llegada de la primavera, te ofrece infinidad de imágenes que poca elaboración requieren.

Sus múltiples rincones te permiten trabajar como tú quieras. Por ello, supone un excelente lugar de aprendizaje y experimentación.

El posterior tratamiento en el proceso de revelado nos permitirá conseguir muy buenos resultados.

En los próximos dos artículos seguiremos revisando los vértices del triángulo de la luz.

¿Me acompañaréis?

 

2 respuesta a “Apertura de diafragma. Modo manual (I)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.