Comorbilidad de la HS. Enfermedades asociadas y complicaciones

La comorbilidad en la hidrosadenitis supurativa implica que los pacientes afectados por ella frecuentemente pueden sufrir otra u otras enfermedades asociadas. Además, con frecuencia, la HS deriva a complicaciones que empeoran aún más el estado general de quien la sufre.

ENFERMEDADES ASOCIADAS

NOTA PREVIA: Las enfermedades asociadas que se relacionan a continuación, no siempre se dan. Según algunas encuestas, el 55% de los encuestados sufre alguna (o algunas) otra(s) enfermedad(es) además de la HS. En mi caso por ejemplo, además de la HS, sufro psoriasis, y he tenido quiste pilonidal o sacro (esto, hasta el momento, y espero que todo quede aquí).

Las principales enfermedades que se pueden presentar en paralelo a la HS, son:

  • Enfermedades foliculares oclusivas

Acné vulgar: Enfermedad crónica inflamatoria de la piel, que involucra los folículos pilosebáceos, caracterizada por la formación de comedones (espinillas o barros), pápulas, pústulas, nódulos y cicatrices, que aparecen principalmente en la cara y parte superior del tronco.

Acné conglobata (acné nodular severo): Se caracteriza por la presencia de numerosos comedones de gran tamaño, abscesos con fístulas que los comunican entre sí, quistes y nódulos inflamatorios.

Celulitis disecante del cuero cabelludo (perifolliculitis capitans): Proceso similar al anterior que afecta al cuero cabelludo y puede causar alopecia.

Quiste pilonidal o sacro (o sinus pilonidal o fístula sacrocoxígea): es un quiste próximo al pliegue interglúteo, entre las nalgas.

El conjunto de HS con acné conglobata y celulitis disecante, se denominó acné triada. Posteriormente se le unió el quiste pilonidal, para pasar a acné tétrada. Sin embargo, actualmente se prefiere el término síndrome de oclusión de los folículos terminales (SOFT).

  • Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn causa la inflamación del sistema digestivo, afectando cualquier área, desde la boca hasta el ano, siendo más frecuente en el ileon. No se conoce la causa, aunque se cree que puede deberse a una reacción anormal del sistema inmune del cuerpo, con tendencia hereditaria.

La asociación de la HS con la enfermedad de Crohn es habitual, coincidiendo en ocasiones en las lesiones, por lo que es necesaria una biopsia o una colonoscopia, aun sin síntomas digestivos, para realizar el diagnóstico diferencial. Por su asociación se descubrió la eficacia de los inhibidores del TNFα en el tratamiento de la HS.

  • Enfermedad de Hashimoto (tiroiditis crónica)

Es una inflamación de la glándula tiroides que frecuentemente ocasiona disminución en la función tiroidea. Se observa con mayor frecuencia en mujeres de mediana edad. Está ocasionada por una reacción del sistema inmunitario contra la glándula tiroides.

  • Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad multifactorial compleja, de origen autoinmune, y su etiología exacta es en gran parte desconocida. Se ha demostrado una predisposición genética, la cual, sin embargo, no puede explicar completamente la patogénesis de la enfermedad. Además de la susceptibilidad genética, se suman factores ambientales, así como el género y la edad. Recientemente, ciertos desequilibrios en los mecanismos de regulación epigéneticos se indican como elementos causales en la psoriasis. En ocasiones produce complicaciones como la artritis psoriásica.

  • Otras enfermedades dermatológicas

En ocasiones la HS se puede encontrar a otras patologías dermatológicas: Pustulosis palmoplantar, pioderma gangrenoso, lupus eritematoso. Todas parecen ser de origen autoinmune.

  • Otras enfermedades autoinmunes

Como uno de los factores detonantes de la HS es el sistema inmune, podemos encontrarnos casos de coexistencia con: Síndrome SAPHO (sinovitis, acné, pustulosis, hiperostosis y osteítis), síndrome PASH (pioderma gangrenoso, acné e hidrosadenitis supurativa), síndrome PAPA (pioderma gangrenoso, artritis piogénica estéril y acné conglobata).

  • Enfermedades reumatológicas

Diversas patologías osteoarticulares se pueden presentar conjuntamente con la HS, como artritis, sinovitis, hiperostosis u osteítis.

 

COMPLICACIONES

La HS deriva a numerosas complicaciones:

  • Contracturas y disminución de la movilidad de las extremidades inferiores  y las axilas, debido a la fibrosis (formación patológica de tejido fibroso) y a las cicatrices distróficas. Puede llegar a producirse un linfedema (acumulación de líquido linfático) severo en extremidades inferiores.
  • Fístulas anales, rectales y uretrales.
  • Infecciones locales (abscesos lumbosacros, osteomielitis sacra) y sistémicas (meningitis, bronquitis, neumonías, …).
  • Anemia
  • Neoplasias (tumores) de pulmón y boca, carcinoma (cáncer) espinocelular.
  • Hipoproteinemia (bajos índices de proteína en la sangre) y amiloidosis.
  • Complicaciones psicológicas (lo trataremos en otro artículo).

 

DAÑOS COLATERALES

No aparecen en ninguno de los documentos consultados, pero quienes sufrimos esta enfermedad somos muy conscientes de que los diferentes tratamientos provocan distintos ‘daños colaterales’ en nuestros organismos, y que son muy específicos del tratamiento y del paciente. Por eso, he querido reflejarlos aquí porque, en ocasiones, pueden llegar a ser bastante graves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *