Qué es la hidrosadenitis supurativa

Después de la introdcción sobre la hidrosadenitis supurativa que realicé en el anterior artículo, vamos a ver más profundamente la descripción de esta enfermedad.

Denominaciones

La hidrosadenitis supurativa (HS) también se conoce como ‘acné inverso’ o ‘enfermedad de Verneuil’, así como otros términos erróneos como ‘acné conglobata’, ‘apocrinitis’ o ‘acné apocrina’, que pueden dar lugar a confusión. En documentación de origen anglosajón se la conoce como ‘hidradenitis suppurativa’.

Descripción

Es una enfermedad inflamatoria crónica y recurrente (recidivante). Se desarrolla a partir de la pubertad, mayoritariamente en mujeres, pero también en hombres. Su incidencia en la población es del 1-4 %.

foliculoSe produce por la obturación de las glándulas sudoríparas apocrinas, que son las glándulas que desembocan en el folículo pilosebáceo. Son las encargadas de la secreción de las feromonas y producen unas sustancias que, al ser descompuestas por bacterias, producen el olor característico de axilas y órganos sexuales. Antes de la pubertad no están activas, lo que evita que los niños sufran esta enfermedad.

La concentración de las glándulas apocrinas en zonas como axilas, bajo los senos, periné, zona púbica y órganos sexuales, explica que sean estas zonas las principalmente afectadas por la HS, si bien se puede producir en cualquier parte del cuerpo.

ZONAS HS

El origen de la enfermedad se desconoce, si bien están constatados diversos factores posibles predisponentes y/o desencadenantes, los cuales revisaremos en un artículo posterior.

Primeramente, se produce la oclusión del epitelio del folículo, ello provoca la colonización por bacterias, generando abscesos. Estos abscesos pueden encontrarse aislados o en grupo, y pueden hacerse extremadamente grandes, resultando terriblemente dolorosos. Generalmente acaban reventando y drenando, provocando heridas que a veces cicatrizan y otras veces no. El drenaje de los nódulos proporciona alivio, pero, a su vez, provoca mal olor. Con cada reincidencia, la cavidad se va haciendo más grande, llegando a la formación de una red de cavidades subcutáneas.

La clasificación del diagnóstico clínico y los diferentes estadios de los brotes, también serán desarrollados en otro artículo posterior.

La HS puede estar relacionado, desde su inicio, con otras enfermedades, como la enfermedad de Crohn, y, por su evolución, puede producir otras complicaciones. Esto también se verá en otro artículo.

Notas propias

En los documentos consultados aparecen las bacterias Staphylococcus aureus o estafilococos coagulasa negativos, como colonizadores posteriores a la obturación del folículo. Ahora bien, en mi caso personal, me realizaron un cultivo bacteriológico, apareciendo Streptococcus anginosus/milleriPeptoniphilus asaccharolyticusBacteroides thetaiotaomicron, como se puede ver a continuación:

Cultivo001

Por otro lado, desde aquí y desde ahora, para empezar a desestigmatizar a los pacientes de HS, quiero dejar dos mensajes muy claros:

  • La HS no se produce por falta de higiene. Nuestras infecciones no se producen por contaminación del exterior, se producen ‘de dentro hacia afuera’.
  • La HS no se contagia. Afortunadamente, para nosotros, y para los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *